NO A LOS ANTIRRÁBICOS

La sobrepoblación de los animales de la calle es un problema que nos debería preocupar a todos, nos gusten o no, pues los millones de animalitos callejeros orinan y defecan a diario y todos lo respiramos.

La verdadera razón de existencia de los llamados “antirrábicos” debería ser el control de dicha población en condición de calle, pero no tendríamos por qué pagarle a nadie por matar y mucho menos de manera cruel, a un animal cuyo único delito es haber nacido en la calle o haber sido abandonado por una familia humana irresponsable.

Proponemos sustituir los “antirrábicos” por centros de control y protección animal. Ya tienen las camionetas, las instalaciones y hasta el personal…

¿Por qué pagar por matar?

¡Mejor pagar por esterilizar cuando además es más barato! En esta sección encontrarás todo el análisis que hemos hecho al respecto de este tema y por qué decimos NO A LOS ANTIRRÁBICOS.

ImprimirCorreo electrónico